Saltar al contenido

Para los Entusiastas de los Piercings

¡Te Damos la Bienvenida!

Si estás buscando un lugar donde valoren realmente el significado de una perforación, donde tengan una perspectiva diferente a las personas que solamente critican sin razón y en donde puedas encontrar los mejores consejos para hacerte un piercing o para tomar la decisión de hacerlo… ¡Llegaste al lugar indicado!

Te mostraremos los mejores piercings, los tipos, sus precios, donde comprarlos y hasta los mejores lugares para realizarte una perforación.

Además te contaremos los procesos de perforación de cada tipo de piercing (para que tengas mayor seguridad), te daremos tips de cuidado, las mejores tiendas de perforaciones e incluso te recomendamos las piezas más solicitadas para cada tipo de piercing y, lo mejor, es que las puedes adquirir en nuestra tienda online.

Navegación

Tienda de Piercings Online

¿Dudas si Está Bien Tener un Piercing?


“Los piercings son para gente que tiene un vacío emocional”, “Las perforaciones son para personas que no quieren su cuerpo”, “Los piercings son una moda”…

Si te sientes identificado con algunas de estas frases, ya sea porque te lo han dicho o lo has escuchado en algún momento, si no tienes una perforación y quieres tener una probablemente esas frases te desaniman. Por otro lado si ya tienes uno o más, seguramente sientes esa impotencia y enojo de las personas que lo dicen, pues critican sin saber cuál es la verdadera razón.

No te preocupes nosotros te entendemos, compartimos el gusto por las perforaciones y te podemos asegurar que no tiene nada de malo. Queremos ayudarte a tomar esa decisión para que no tengas ningún miedo ni prejuicio.

Vamos por partes, primero que nada…

¿Qué es un piercing?

Un piercing (perforación) es conocido desde hace milenios como una técnica decorativa en la piel atribuido a los antiguos rituales de tribus, se hacía referencia en esta práctica a la capacidad de soportar el dolor, la maduración sexual o algunos significados meramente de motivo religioso, según las creencias antiguas.

Hoy en día es un complemento de estilo, imagen y personalidad que ha pasado de generación en generación.

Es muy común entre la gente joven que desea decorar de una forma peculiar su piel, ya sea con piezas de metal muy pequeñas, cadenas que marquen la delimitación de una extremidad a otra, o solamente con un sutil toque de joyería al gusto.

¿Dónde hacerme un piercing?

Los motivos sobran, no te dejes influenciar por los malos comentarios que hacen los demás. La decisión de realizarte una perforación es tuya y nosotros apoyamos esa libertad de complementar tu personalidad y de expresarte.

Actualmente se cuenta con decenas de combinaciones o ubicaciones corporales donde se pueden hacer, ya sea desde las orejas, labios o cejas, hasta perforaciones superficiales que pueden ser colocadas casi en cualquier zona del cuerpo.

Incluso piercings diseñados para personas sin temores y que desean experimentar nuevas y exóticas experiencias con perforaciones en zonas delicadas como lo son los genitales o la lengua.

Tipos de Perforaciones y Dónde Hacerlos

Los piercing dan una idea del tipo de personalidad que quieres expresar o cómo te quieres ver, esto muchas veces va de acuerdo al lugar del cuerpo donde se realicen.

La mayoría de personas optan por una perforación dando un significado en específico y otras más por cuestión estética. Cualquier opción es válida mientras te haga sentir “comodidad” y conformidad con tu decisión.

A continuación te presentamos los principales tipos y nombres de piercings de los cuales puedes elegir:

Tipos de Piercings en la Cabeza

Comencemos por la parte superior del cuerpo, los piercings en la cabeza abarcan aquellos que se realizan en la zona de la cara como en los extremos de la cabeza (orejas). Dentro de este tipo de perforaciones tenemos:

Piercings en la Parte Superior Facial

piercing ceja
Piercing en la ceja, parpado o microdermal en la frente y/o pómulos

Estas perforaciones suelen ser un poco más peligrosas debido al lugar donde se realizan, sin embargo, a nivel visual lucen muy bien:

  • En la Ceja
  • En el Parpado
  • Microdermal en la Frente y Pómulos

Piercings en la Oreja

piercings en la oreja
Los piercing en la oreja pueden ser: hélix o anti-hélix, daith, industrial, snug, orbital, tragus o anti-tragus y en el lóbulo

Son las perforaciones más comunes y se ven muy bien estéticamente, podemos encontrar los siguientes:

  • Hélix y Anti-Hélix
  • Daith
  • Industrial
  • Snug
  • Orbital
  • Tragus y Anti-Tragus
  • Lobulo Estandar y Transversal

Piercings en la Nariz

Los piercing en la nariz pueden ser: septum, earl, nostril, austin bar, rhino y septril

Este tipo de piercings se han vuelto populares y están teniendo un gran éxito debido a su gran calidad visual y lo que representan:

  • Septum
  • Earl
  • Nostril
  • Austin Bar
  • Rhino
  • Septril

Tipos de Piercings en la Boca

piercings en la boca
Los piercing en el labio que pueden ser en: la lengua, labret y smiley

Los piercings orales suelen ser bastante comunes, aunque requieren de mayores cuidados antes y después de realizarlos, así como una higiene más rigurosa:

  • En el Labio (generales)
  • En la Lengua
  • Labret (particular)
  • Smiley

Tipos de Piercings Corporales

piercings corporales
Entre los piercings corporales podemos encontrar: el microdermal, en el pezón, en el ombligo, en el clítoris y en el pene

Las perforaciones corporales prácticamente abarcan el resto del cuerpo, de igual manera tiene un nombre y significado diferente, entre los que podemos encontrar los siguientes:

  • Microdermal
  • En el Pezón
  • En el Ombligo
  • En el Clítoris
  • En el Pene

Materiales y Tipo de Pieza (Joya)

La elección de una pieza o joya para tu primer piercing es muy importante porque debes tomar en cuenta que la piel estará muy sensible al ser la primera vez. El tipo de pieza ideal tiene que ser sencilla, de peso mínimo y de buen material.

material de los piercings
Los materiales de mejor calidad para un piercing son: oro y titanio

La sencillez de la pieza o joyería, así como el peso, se debe a que la piel no se debe esforzar demasiado para sostenerlo, puesto que sumado al dolor que tendrás una vez que pase la anestesia te resultará muy incómodo tenerlo, por lo que la experiencia no será tan buena.

El material es otro aspecto importante ya que un buen material que sea hipoalergente y poco agresivo con tu piel te ayudará a evitar las infecciones y los posibles rechazos de la pieza. Los materiales más comunes que puedes elegir son los siguientes:

Titanio

Este material suele ser recomendado en los estudios profesionales si es tu primera vez, ya que el titanio es ligero, disminuye el riesgo de infecciones y en casi todos los casos nunca lo rechaza el cuerpo.

Níquel

Este material no es muy recomendado, incluso se invita a evitarlo, con mayor razón si se quiere utilizar como primer pieza en la perforación. La razón se reduce a que en su mayoría provoca reacciones en la piel por lo que puede traer consecuencias poco agradables.

Acero Quirúrgico

Este material es el más común ya que su costo es muy accesible, pero es un poco más pesado que el titanio y puede llegar a producir un poco más de molestias en la piel. No se recomienda como primera pieza ya que no deja cicatrizar tan rápido como debería, lo que aumenta el riesgo de infección.

Oro

El oro es otra gran opción si la quieres utilizar como primera pieza, es importante elegir oro superior a los 14 quilates para que no lo rechace el cuerpo y permita una cicatrización eficaz.

Plásticos Especiales

Este material se diseñó específicamente para fabricar diferentes tipos y formas de piezas, aunque no producen reacciones alérgicas y tienen baja probabilidad de infección se recomienda su uso como segunda pieza, es decir, una vez que la perforación haya cicatrizado correctamente.

Plata

Es recomendado como opción posterior a que la herida cicatrice, ya que si se utiliza en el periodo de cicatrización tienes el riesgo de que se manche la piel, de que retrase la cicatrización y de contraer una infección. Una vez curada la herida es buena opción.

¿Cómo se Hace un Piercing?

El proceso para saber cómo hacer una perforación, en general, es el mismo. Aunque puede diferir un poco dependiendo de la zona a perforar y de las técnicas del perforador, por lo regular lo que hace la diferencia es la cantidad de dolor que vas a sentir pero de eso hablaremos más adelante.

1.- Las Condiciones Generales y el Contexto

Puede sonar un tanto absurdo pero ahora comprenderás porque es importante, ya que es necesario tomar en cuenta los aspectos preliminares antes de acudir a un estudio.

hacerte un piercing
Piensa bien que tipo de piercing quieres hacerte

Dependiendo de la zona donde te harás la perforación debes tomar en cuenta que tan frecuente será el contacto con el área. De la misma manera es conveniente elegir una época del año donde no tengas que estar manipulando la zona perforada de manera continua.

Por ejemplo, si eliges un piercing en la ceja y te la realizas en invierno necesitarás estar abrigándote continuamente. Ciertas prendas pueden ser susceptibles a engancharse con la pieza o joyería lo que te podría incomodar.

Además también es necesario tomar en cuenta si prácticas algún deporte pues, ya sea el movimiento o el sudor, puede crearte ciertas molestias en tu perforación.

Por último hay que pensar si no es un factor determinante para acudir a tu trabajo, pues aunque sabemos que no debería causarte ningún problema, recordemos que aún vivimos en una sociedad moderadamente intolerante por lo que es mejor evitar problemas y con mayor razón si se trata de algo tan importante como tu trabajo.

2.- Elige el Momento Adecuado

Este factor va de la mano con el anterior pero enfocado a algo diferente, es decir, debes elegir un momento donde tanto tu cuerpo como tú estén en completas condiciones.

momento adecuado para un piercing
Elige el mejor momento para hacerte un piercing

La razón es porque cuando te sientes animado y tu cuerpo está totalmente sano, el proceso de cicatrización puede llegar a ser mucho más rápido de lo normal. Puedes hacerte una perforación incluso cuando estés triste pero toma en cuenta que eso puede provocar una curación un poco más lenta.

Por lo tanto, nosotros te recomendamos que si tu situación es similar a lo que te vamos a mencionar es mejor dejarlo para otro momento y así tendrás una mejor experiencia. Las situaciones son las siguientes:

  • Piel sensible
  • Operación médica o dental
  • Estado de ánimo: enojo, tristeza o estrés
  • Enfermedad
  • Alguna herida considerable

Estos primeros dos puntos son a modo de recomendación personal, no quiere decir que no puedas hacerlo en cualquier momento y/o situación, únicamente es para mejorar tanto la experiencia de realizarte la perforación como la de su recuperación.

3.- Escoger Tipo de Joya o Pieza

Este punto es importante, ya que al perforar una zona del cuerpo puede llegar a ser bastante sensible. Nosotros te recomendamos que elijas bien el material de la pieza o joya y aunque tenga un valor más alto, siempre es buena inversión.

Piercings Industrial Flecha
Escoger una pieza puede ser una labor difícil si no sabes por donde empezar

Recuerda que mencionamos más arriba, que algunos materiales de bajo costo pueden ser rechazados por tu cuerpo, producirte alergias e incluso infecciones.

Siempre es buena idea que lo platiques con el perforador y le digas si tienes alguna alergia a cierto material o si en algún momento de la cicatrización te está presentando problemas, esto con el objetivo de darle solución inmediata.

4.- Limpieza de la Zona

Es primordial realizar una limpieza en el área a perforar, pues de esta manera te aseguras de reducir la probabilidad de infecciones.

limpieza de los piercings
Es fundamental limpiar perfectamente la zona antes de perforar

El o la encargada de realizar la perforación debe utilizar materiales antisépticos para limpiar la zona y asegurarse de no dejar residuos.

5.- Marcar el Punto de Perforación

Es importante marcar el punto donde quedará el piercing, pues de esta manera te aseguras que estará en el lugar indicado y que mejor se ve.

marcar punto de perforación
Se debe utilizar un rotulador quirúrgico o especial

Hay que realizar el marcado tantas veces como sea necesario hasta encontrar el lugar ideal, una vez que te guste se procede al siguiente punto.

6.- Realizar la Perforación

He aquí lo más complicado, la perforación, pero no te preocupes demasiado ya que por lo regular en la mayoría de estudios te preguntan si lo quieres hacer así o con anestesia (si eliges anestesia asegúrate que el material sea nuevo).

realizar perforación
Por lo regular se utiliza un catéter 16g pero el tamaño depende mucho del tipo de piercing

Una vez que está claro, se procede a perforar con un catéter del diámetro adecuado para que se adapte perfectamente a la pieza o joyería.

7.- Colocar la Pieza o Joya

Apenas se realiza la perforación se procede a colocar la pieza del material adecuado (nosotros recomendamos oro o titanio) para posteriormente pasar al proceso de cicatrización, recuerda que ese proceso depende de muchos factores.

colocar pieza o piercing
Generalmente la pieza se coloca conforme va saliendo el catéter para no producir doble dolor

Nosotros te decimos un tiempo aproximado de acuerdo a cada piercing, los puedes consultar en nuestro sitio.

Sin embargo, es recomendable que le preguntes al perforador cuanto tiempo tarda aproximadamente para que tengas una idea más concreta, recuerda que también depende de cada tipo de piel.

¿Cuánto Duele un Piercing?

Esto depende de diversos aspectos como la susceptibilidad al dolor, el tipo de piel, la habilidad y técnica del perforador, el tipo de piercing, la zona a perforar, entre otros factores- Si te gustaría saber más acerca de esto te recomendamos leer ¿Cuánto Duele un Piercing? Para saber más acerca de todos estos factores.

dolor de un piercing
Cada piercing tiene un nivel de dolor diferente, checa en nuestro sitio donde te contamos más acerca de esto

También te invitamos a visitar nuestros artículos de Los Piercings más Dolorosos y Los Piercings menos Dolorosos, pues de esta manera sabrás que tanto dolor puedes llegar a sentir.

Cuidados para los Piercings

Es un tema algo complejo pues depende de cada tipo de piercing, para algunos se requiere de mayores cuidados que para otros, algunos representan menos o más riesgos por lo que sería necesario hablar de los cuidados de manera particular.

Consulta los cuidados de cada piercing en su respectiva página, ahí te platicaremos con mayor detalle lo que necesitas para mantener saludable tu perforación favorita.

¿Cuánto Cuesta Realizarse un Piercing?

Actualmente el precio de la mayoría de piercings (hablando del proceso) tiene un costo aproximado de entre $400 – $ 3,500 pesos mexicanos (algo así como $15 – $170 USD), dependiendo de la zona a perforar y el estudio que elijas.

En la mayoría se incluye una pieza, perno o joya muy básica para sobrellevar el proceso de recuperación, por lo que si quieres algo más estético tendrás que esperar a sanar completamente y elegir una pieza o joya a tu gusto.

Comprar piercings (pieza o joya) tiene un costo más variable dependiendo del material, ya que en tiendas físicas o en línea puedes encontrarlos desde $20 MXN (1 USD) hasta los más caros que llegan a costar $10,000 MXN ($500 USD), claramente por ser de un material de mayor calidad.

Solo recuerda elegir materiales de calidad para evitar futuras complicaciones.

¿Dónde Hacen Perforaciones en México?

Te recomendamos leer nuestro articulo Los Mejores Lugares para Perforarse en CDMX donde te mostramos las tiendas o estudios de piercings de la más alta calidad.

También puedes leer Los 5 Lugares más Económicos y de Calidad para Perforarse en CDMX donde te platicamos sobre los mejores estudios de perforaciones a un precio accesible.

¿Aun Dudas en Hacerte un Piercing?

A comparación de muchas otras formas de decoración en la piel, puede ser considerado algo “temporal”, ya que en caso de no ser lo que esperabas, solo necesitas mantener los cuidados necesarios de cada perforación.

Una vez que sanen y vuelvan a su estado original, con toda confianza podrás intentarlo de nuevo, ya sea en una zona corporal diferente, algún otro estilo de pieza para lograr la decoración diferente, o un estilo nuevo.

Atrévete a intentar cosas nuevas, la decisión es tuya, navega por nuestra página y convéncete

Referencias

Chivers, L. (2002). Body adornment: Piercings and tatoos. Nursing Standard (through 2013)16(34), 41.

Cialzeta, D. Piercing: controversias y recomendaciones.

Fornes, B., Díez, P., & Sierra, C. (2011). Complicaciones y cuidados de los piercings y los tatuajesEnfermería Dermatológica, 13-14.

Mataix, J., & Silvestre, J. F. (2009). Reacciones cutáneas adversas por tatuajes y piercings. Actas Dermo-Sifiliográficas100(8), 643-656.

Salas, R. G. (2017). El piercing y sus implicaciones en la salud. Enfermería Investiga Investigación Vinculación Docencia y Gestión2(1 Marzo).